Se realizó de forma conjunta entre fuerzas de seguridad y distintas dependencias municipales, en comercios y puntos de venta de celulares de toda la ciudad.

La Dirección de Inspección de Comercios y Cuidadores Ciudadanos de la Municipalidad de Avellaneda, actuando junto con efectivos de distintas comisarías de Avellaneda, fuerzas departamentales, de la Superintendencia ARBA Sur I y la UFI Nº 1 del Departamento Judicial Avellaneda Lanús, llevaron a cabo una serie de inspecciones en diversos puntos de venta y reparación de telefonía celular, en los cuales previamente se constataron irregularidades y se sospechaba de la comercialización de aparatos de telefonía móvil de procedencia ilícita.

Durante la jornada se procedió al secuestro de más de 200 artículos tecnológicos, entre ellos teléfonos, notebooks, cables, interfases y repuestos.

De esta forma se continúa atacando de forma directa a la cadena de ilícitos que comienza con los robos en la vía pública y se trabaja de manera activa y articulada para brindarle una mejor seguridad a la comunidad.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *