El Gobierno bonaerense supervisó hoy el avance de obras en el Plan Maestro de la Cuenca del Salado, diseñado para evitar las inundaciones en el distrito, según se informó oficialmente.

Un comunicado del Ministerio de Infraestructura provincial precisó que el subsecretario de Recursos Hídricos local, Guillermo Jelinski, junto al Director Provincial de Hidráulica, Flavio Seiano, visitaron hoy la obra del Río Salado en el cuarto tramo en ejecución, donde se encuentran en funcionamiento cuatro dragas.

El Plan Maestro de Cuenca Río Salado se divide en cuatro tramos y, dentro de ellos, hay distintas etapas.

La primera parte de la etapa 1 (1-A) avanzó 94%, en tanto que la 1-B con 6 dragas que trabajan conjuntamente está llegando al 15% de ejecución, precisó el comunicado.

Desde el Gobierno nacional, paralelamente, se da impulso a las dos últimas etapas, mientras se avanza en más opciones de financiamiento.

Según se informó, a través del Banco Mundial se llevará a cabo un estudio de situación de los trabajos en el Río Salado, para analizar su funcionamiento en la ejecución de las obras de protección de ciudades, como canalización de arroyos que van y vienen de la cuenca, y contar con las herramientas que permitan conocer la evolución del cauce con las obras ejecutadas.

«Las obras hidráulicas no hacen que no haya inundaciones, lo que hacen es mejorar la capacidad de escurrimiento y que las localidades y las áreas tengan menos riesgos, mitigan el impacto negativo», explicó Jelinski, quien agregó que, por ese motivo, se decidió «reactivar una Dirección donde vamos a trabajar en la reducción del riesgo».

Por último, dentro del financiamiento del Banco Mundial existe presupuesto para avanzar en obras no estructurales, como planes de gestión de riesgo, medidas de alerta, planes de contingencia y su respectiva comunicación a la población, según se indicó.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.