Cientos de estudiantes, graduados y graduadas se sumaron a colaborar en distintas tareas, en el marco de los voluntariados que propuso la UNAJ ante la pandemia y el aislamiento preventivo y obligatorio. Desde asistencia en equipos de salud a la ayuda con atención teléfonica, la comunidad universitaria colabora activamente con acciones concretas y significativas para paliar la situación.

Alumnos y alumnas de la carrera de Medicina y también estudiantes y graduados de la Tecnicatura en Emergencia Sanitaria y Desastres participaron en la realización de testeos rápidos en las terminales de trenes Constitución, Retiro y Once en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se trató de un estudio epidemiológico que realizó el Ministerio de Salud de la Nación con el objetivo de obtener información sobre la población en general, sin síntomas de coronavirus.

Además, voluntarios y voluntarias de las mismas carreras formaron parte de equipos de la Dirección Nacional de Sanidad de Fronteras en el aeropuerto internacional de Ezeiza para evaluar a pasajeros provenientes del extranjero, primero de los lugares endémicos y luego, de todos los destinos. En este caso, los equipos se encargaban de tomar la temperatura y evaluarlos. Actualmente, se encuentran dando asistencia en los centros de aislamiento estricto, esto es, hoteles donde se hospedan todos los pasajeros repatriados para realizar la cuarentena. Tiene el funcionamiento similiar a un centro de evacuados, y se los asiste desde el chek in, la entrega la comida hasta en los aspectos sanitarios y de higiene.   

En tanto, desde el Instituto de Ciencias Sociales y Administración, docentes y estudiantes de la Licenciatura en Relaciones Laborales en conjunto con su coordinadora, organizaron un sistema de orientación para los beneficiarios al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Recibieron más de cien consultas de estudiantes, ya sean propias o para el grupo primario cercano al barrio.

Asimismo, en colaboración con los Municipios de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, voluntarios y voluntarias de la Universidad, realizaron tareas de asistencia a la comunidad. Una de las acciones fue el seguimiento telefónico a aquellos vecinos que viajaron al exterior, que debían cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En el orden de lo académico, la puesta en marcha de las clases virtuales supuso y supone un desafío para la Universidad. Por ello, durante el inicio de clases se generó una gran demanda de los y las estudiantes para el acceso a la plataforma del campus UNAJ. Para esta situación se creó la Mesa de Ayuda Externa de Voluntarios del Instituto de Ingeniería y Agronomía destinada a atender los problemas de acceso al campus. Los problemas fueron resueltos oportunamente y la Mesa de Ayuda quedó activa para cuestiones académicas.

La mesa respondió un total de 2100 consultas por Instagram y  por correo electrónico. Contó con la colaboración de 80 estudiantes de las carreras de Ingeniería, que trabajaron organizados en 4 turnos desde las 8 hasta las 20 horas. Fueron coordinados por el Carlos Schenone, de Ingeniería en Informática, con la participación de Juan Alberti, responsable de Bienestar Estudiantil.

La Universidad Nacional Arturo Jauretche sigue en movimiento, con un rol activo en busca del bienestar de su comunidad y trabajando en reforzar los lazos solidarios en nuestra sociedad.

Roxana Ramírez, voluntaria de la Tecnicatura en Emergencias Sanitarias y Desastres (coordinadora de un grupo de asistencia de 26 personas)

“Hay muchas personas muy agradecidas con nuestra labor. Participar de este voluntariado nos cambió la cabeza, nuestra manera de ver las cosas”.

Sol Saragoza, voluntaria de la Tecnicatura en Emergencias Sanitarias y Desastres 

“Ante la convocatoria de participar en el voluntariado, no dudé en decir que sí. Tenía muchas ganas de colaborar en lo que sea con mi país”.

Guadalupe Weckesser, voluntaria y técnica en Emergencias Sanitarias y Desastres

“Me motivó poder ayudar desde mi lugar con los conocimientos que adquirí gracias a la universidad púbica. Esta experiencia es un momento histórico que nos toca transitar como sociedad, como individuos, como profesionales y que nos tiene que ayudar a transformarnos y ser más solidarios entre todos”.

Nuria Ape, voluntaria y docente de la Licenciatura en Relaciones del Trabajo

“Pudimos relevar la situación de gravedad de muchos estudiantes, la preocupación, pero también la alegría de poder participar y de prestar ese servicio a la comunidad que fueron consultados”.

Mariana Reiter, voluntaria de la Licenciatura en Relaciones Laborales

“Creo que está muy bueno que desde una universidad como la nuestra se realicen estas cosas y se pueda dar alguna solución, aunque sea chiquita pero que pueda hacer más llevadera esta situación que estamos pasando todos”.

Laura Gómez, voluntaria de la Licenciatura en Relaciones Laborales

“Me pareció una idea buenísima, porque había mucha gente que estaba muy desorientada. Estamos atravesando un momento difícil y debemos tender una mano a quien lo necesita”.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.