Porque somos un movimiento popular, cristiano y profundamente humanista, fuimos el objetivo principal de la dictadura cívico militar instalada el 24 de marzo de 1976.

A pesar de las bombas y los desaparecidos, no han podido con nosotros, nos arrancaron a miles de compañeros, pero no nuestra solidaridad, esa fuerza que nos motiva cada día para seguir hacia adelante.

En esta fecha abogamos para comprender las consecuencias de esas nefastas acciones económicas, sociales y políticas de aquellos años que, si no luchamos, nos esperan a la vuelta de la esquina.

Como ayer, como hoy y como siempre: NUNCA MÁS

Asociación Civil Jirones de mí vida
Somos Barrios de Pie

Salomé Pereya

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.