“Acorde con lo que debe ser la función de nuestra universidad, estar al servicio de nuestro país y de nuestro pueblo, esta iniciativa del voluntariado tiene la finalidad de colaborar con los municipios, con el sistema de salud de la región y en la asistencia a los adultos mayores, en tareas que requieran conocimientos y capacidades específicas de los y las estudiantes”, remarcó Ernesto Villanueva, rector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, ante esta nueva iniciativa del trabajo de voluntariado estudiantil para trabajar contra el COVID-19.

El sábado pasado se abrió la segunda convocatoria para participar del voluntariado, y durante el fin de semana, ya se inscribieron 956 estudiantes de las distintas carreras de la UNAJ. De esta manera, la Universidad, en sintonía con el resto de las universidades del país, ha tomado un rol proactivo mediante la generación y transferencia de conocimiento para el desarrollo de elementos indispensables para combatir esta pandemia por el COVID-19, como por ejemplo, la instalación y puesta en marcha del equipamiento de los hospitales modulares realizada por estudiantes de la carrera de Bioingeniería, junto a docentes y técnicos del Hospital El Cruce (HEC) de Florencio Varela.

Además, los más de 3000 estudiantes que se inscribieron en la primera convocatoria, están realizando tareas los call center de los servicios de emergencias de los municipios, asisten a los centros de salud para realizar el triage, proceso que permite una gestión del riesgo clínico para poder manejar adecuadamente, y estudiantes y egresados de la tecnicatura en Emergencias Sanitarias y Desastres asisten en los controles de escáner de temperatura en el aeropuerto de Ezeiza.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.