Al participar ayer junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán, de la inauguración del nuevo sector de emergencia y unidad de terapia intensiva (UTI) del Hospital Evita Pueblo, el doctor Juan José Mussi dejó una clara definición: «el sector estuvo cerrado durante cuatro años, la obra comenzó hace dos años y no se terminó, y la gente encontraba una pared para llegar a guardia, en cuatro meses la provincia hizo posible que hoy estemos inaugurandola».

“Lo que necesitaban los vecinos y vecinas de Berazategui no estaba funcionando. Decidimos abrir las instalaciones del servicio de emergencia y ponerlas en valor; el contexto de la pandemia le dio además otra importancia”, explicó el Gobernador tras la recorrida por las nuevas salas, de la que también participaron el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak; y el director Ejecutivo del Hospital Evita Pueblo, Juan Marini.

Kicillof señaló que “hoy estamos inaugurando 32 camas para COVID frente a esta emergencia, en un lugar donde antes había 8. El pueblo de Berazategui, el personal del hospital y su director se lo merecían”.

El nuevo sector de emergencias cuenta con 16 camas de terapia intensiva, tres shock rooms y un área de aislamiento para casos contagiosos.

El nuevo sector de emergencia permitirá, además, desarrollar la residencia de médicos emergentólogos. El Hospital provincial Evita Pueblo es interzonal y allí trabajan 900 personas que atienden 216 mil consultas al año.

La obra del nuevo espacio había comenzado en mayo de 2016, pero fue totalmente paralizada, y se reinició en febrero de este año. Además, la Provincia lleva entregados en Berazategui 20 respiradores, 20 camas de terapia, 20 monitores multiparamétricos, 12 bombas de infusión y 10 camas ortopédicas, entre otros insumos.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.