La Asociación Trabajadores del Estado, filial Quilmes, acusó a la administración municipal que lleva adelante la intendenta Mayra Mendoza por no otorgar el aumento comprometido al personal y por no proveer elementos de bioseguridad.

En los últimos días, ATE había emitido un comunicado en el que denunciaba que autoridades municipales hacían circular una declaración jurada en el que los trabajadores afirman que tienen todo lo necesario para enfrentar la pandemia.

«Debido a la declaración jurada emitida por el Municipio quilmeño que está circulando entre los trabajadores municipales de las distintas áreas, les aconsejamos desde nuestra organización sindical no firmar las mismas si las autoridades no han hecho la pertinente entrega de los elementos de bioseguridad y limpieza, tales como barbijos, antiparras, guantes, lavandina, alcohol en gel», indicó el gremio.

En cuanto al aumento en los sueldos, el secretario general del gremio, Claudio Arévalo, concurrió a la FM local «Wen», en la que denunció que: “Hay una preocupación por parte de los empleados municipales de Quilmes. Otra vez no depositaron los $3.000 que el gobierno municipal se había comprometido a pagar en un aumento de adelanto de paritarias”.

Arévalo agregó: “Ya con esto van sumando dos meses de deuda que tiene el municipio con los empleados municipales. La propia Intendenta recordará que hizo un video con el Secretario General del otro gremio (STMQ), el oficialista, Raúl Méndez anunciando que iban a dar un aumento de $3.000 a cuenta de paritarias. Ya vamos por el segundo mes que no lo cobramos, solo se cobró en el mes de febrero”.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.