En 50 municipios de una decena de provincias argentinas, aplican la Ley Seca, que prohíbe la distribución, venta e ingesta de bebidas alcohólicas. Aseguran que el consumo de bebidas alcohólicas promueve la violencia doméstica en tiempos de cuarentena por el coronavirus.

Se trata de una de las nuevas medidas que dispusieron distintos municipios ante la consecuencia de seguir hasta el domingo 26 de abril con el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Hasta rige la Ley Seca en algunos municipios que pertenecen a las provincias de Salta, Santiago del Estero, Catamarca, Jujuy, Córdoba, Neuquén, Misiones, Chaco, Río Negro y La Rioja.

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.