Ante el fallecimiento de la destacada vecina Mabel Harsich, que deja un enorme aporte a Berazategui, el secretario de cultura municipal Federico López la despidió con las siguientes palabras:

«Hoy despedimos a Mabel Harsich de Slingo, una mujer íntegra, incansable trabajadora y compañera de ruta en un camino que aún no estaba trazado. Fue Directora General de Cultura y Educación de la Municipalidad de Berazategui durante 25 años.
Lideró esa Dirección, con equipos de trabajo obstinados, como ella, en hacer nacer un proyecto cultural al servicio de la comunidad que hoy continúa orgullosamente vigente.
Quienes hemos tenido el placer de trabajar a su lado aprendimos cuánto una mujer podía asumir sin presumir, otorgando espacios para que las personas desarrollaran su potencial y librando pequeñas o arduas batallas cotidianas en un contexto muy difícil para el país, y lógicamente para la cultura.
Su padre, Rodolfo Harsich, fue el diputado quilmeño que impulsó en la cámara el proyecto de autonomía de Berazategui y como él, Mabel, comprometió su vida en una gestión pública con gran honestidad, compromiso, y firmeza de convicciones.
El Centro Cultural Rigolleau fue su segunda casa y la construyó de un modo intangible, ladrillo por ladrillo, junto a Ariel López y a un equipo que, como círculos concéntricos desplegados en el territorio, se fue ampliando para dar respuestas a las necesidades y demandas de la comunidad.
Esposa de Chiche, mamá de Pablo, Gabriela y Fernanda, docente y Master en Cultura Argentina, Mabel Harsich se constituyó en una verdadera Maestra, formadora de formadores y gestora inolvidable del proyecto cultural que destaca e identifica a Berazategui. Cada centro cultural barrial, Complejo Municipal, taller o experiencia de educación no formal que se ofrece desde la Secretaría de Cultura lleva implícita la visión y la impronta de una mujer extraordinaria».

Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.